LOS HOSPITALES DE SANGRE

Fichas del Hospital Militar de Calamocha

Fichas de heridos e ingresados en el hospital militar de Calamocha.

Un hospital de sangre es la denominación que recibe un hospital situado cerca de la línea de batalla o en las poblaciones más cercanas a los frentes, con la finalidad de recibir a todos los heridos en los combates. Como el frente de batalla quedó establecido desde 1936 en el margen oriental del valle del Jiloca, fue conveniente la apertura de algunos hospitales para recibir a los soldados heridos en las trinqueras o en las continuas escaramuzas de 1937. Para ello se habilitaron hospitales en Cella, Monreal del Campo, Calamocha y Daroca. A finales de 1937, con motivo de la batalla de Teruel, se abrieron otros hospitales militares en Caminreal y Fuentes Claras, además de otros pequeños ambulatorios en numerosos pueblos de la comarca. La llegada de heridos en el invierno de 1937 fue de tal intensidad que se tuvieron que utilizar como hospitales prácticamente todas las escuelas del Jiloca y algunos edificios civiles.

Los hospitales utilizaban edificios con gran capacidad (por eso preferían las escuelas) y contaban con médicos militares especializados en este tipo de intervenciones. Las enfermeras solían proceder de las propias localidades, seleccionando a jóvenes voluntarias y formándolas con un curso de capacitación para poder atender a los heridos. Dadas las necesidades perentorias de enfermeras, el curso era muy básico y apenas duraba un mes.

MONREAL DEL CAMPO

Ubicado en el antiguo colegio de la Salle de Monreal del Campo llegó a contar con 180 camas. Estuvo operativo desde 1937 hasta 1939. Durante la batalla de Teruel se habilitó también la Casa de los Catalán de Ocón, conocida popularmente como Casa Pilón, que estaba enfrente de la iglesia, y el hospital de San José, mientras que la antigua ermita de San Juan fue destinada a morgue. Se conserva parte de su documentación administrativa en el Archivo General Militar de Ávila.

CAMINREAL

Fue habilitado en las escuelas municipales. Estuvo en funcionamiento durante la batalla de Teruel, a comienzos de 1938. Se conserva parte de su documentación administrativa en el Archivo General Militar de Ávila.

CALAMOCHA

El hospital fue instalado en un colegio público inaugurado unos pocos años antes. Estuvo en funcionamiento durante toda la contienda. Las fichas médicas se conservan en el Archivo Municipal de Calamocha.

DAROCA

Para el hospital se ocuparon las instalaciones del colegio. Estuvo en funcionamiento durante toda la contienda. Se conserva parte de su documentación administrativa en el Archivo General Militar de Ávila.